Para utilizar las funcionalidades completas de este sitio es necesario tener JavaScript habilitado. Aquí están las instrucciones para habilitar JavaScript en tu navegador web.
Escucha On Line Vicious Radio

Revista de música electrónica, dj’s, festivales y clubbing



BLOG

El DJ Bipolar

#Ficciones

Por: Jonatan Gutierrez
11 de agosto de 2016 - 17:15 / Publicado en Blog
Comentarios
dj_bipolar
Ilustración realizada por Mondo Biq (www.mondobiq.tumblr.com)

 

 

—El zumbido es insoportable— se dijo a sí mismo el Dj Bipolar.

 

Me penetra el cerebro como una aguja incandescente, como una broca oxidada y dentada perforando mis tímpanos. Ni siquiera puedo abrir el bote de los analgésicos, mis manos se agarrotan, mis dedos se paralizan… Y ese maldito zumbido… No se detiene. El murmullo del exterior empeora mi estado. Ese sonido sin contenido como un eco de rebuznos gritando mi nombre, un nombre impostado, una sociedad anónima que esconde una mentira. Tengo 28 años y soy incapaz de girar este grifo. Encerrado en un baño zen quiero tirar la toalla, quiero salir corriendo, quiero huir y volver al primer sitio del que escapé.

 

pildoras

 

La puerta se tambalea, se convulsiona. Los golpes del exterior la sacuden hasta que el pomo cede, la madera se astilla y un búlgaro de dimensiones hercúleas entra sujetando el marco. Tras él, los tacones fríos de Paty, sus pómulos afilados de enfado. Perdió la preocupación por mi estado hace bastante años, inmune tras verme en condiciones lamentables tantas veces. Trato de agarrarme, de aferrarme a ella para no caer al vacío, para no hundirme en el fondo de un mar oscuro, pero Paty aparta mi mano. Mira el reloj, habla por el walkie inalámbrico. No puedo oír nada, pero sus labios escupen rabia y carmín.

 

biting_lips_2_by_serenitystyles-d62aooa

 

Hans llega sonriente. Mi alquimista, mi Walter White germánico examina mis pupilas con su pequeña linterna japonesa, buscando si queda algún rastro de dignidad en mi alma infectada. Hans no se alarma. Acerca su mochila y saca mi placebo, mi coctel molecular con sombrilla y rodaja de limón, la ensalada de pura química intravenosa que me devolverá a la vida. Un primer pinchazo, un estremecimiento y el algodón de azúcar caducado que recubre mi cerebro se difumina. Un segundo pinchazo, una quemazón y el zumbido se retira hacia una frecuencia tolerable. Mis pulmones se hinchan, mi sangre se oxigena, mis pupilas se expanden y enfocan correctamente el entorno que me rodea. En un segundo paso de una imagen de televisión catódica a una resolución propia de un plasma HD de última generación. No hay palabras. Nada que decir.

 

jeringuilla

 

Paty se gira y me advierte:

 

Tienes cinco minutos.

 

De nuevo solo, sentado en una taza de diseño tratando de recolocar mis pensamientos. Asumo que vendí mi alma al diablo en aquella oficina de paredes de metacrilato y cuadros de arte corporativo. Sujetando una pluma de oro con diecinueve años, una nariz virgen y un repertorio de sueños tallados en policarbonato de plástico aluminizado. Dicen que hay que tener cuidado con la letra pequeña de los contratos, pero a veces la letra grande resulta aún más peligrosa. Esas cifras kilométricas, esos números inconcebibles para un chaval como el que yo era, que aún intentaba disimular el acné con un poco de maquillaje robado a escondidas del neceser de mi hermana.

 

giphy

 

Del bolsillo interior de mi chaqueta Armani saco un pequeño estuche. Lo abro y observo los recipientes que contienen mi talento: dos USB plateados. Sonrío y me pregunto cómo pude llegar a esto, cómo pude abandonar el negro, el tacto del vinilo en las yemas de mis dedos, el olor a petróleo destilado. Lo daría todo por regresar, daría mi Harley, mi Aston Martin, mi apartamento en Londres, mi villa en Es Cubells, mi avión privado y mi yate amarrado en Miami. Joder… No me lo creo ni yo.

 

tumblr_mztjszANiw1sdrik6o1_500

 

La magia de Hans ya está funcionando. Una jauría de endorfinas devoran la depresión dejándome en un estado previo a la euforia, hasta mi pene da señales de vida palpitando bajo el estrecho vaquero pitillo. Recuerdos sexuales vuelven a mi cabeza, affaires de club, bacanales bañadas en botellas de champán y sazonadas con bolsitas de cristal, y el recurrente fotograma del cuerpo desnudo de mi verdadero amor caminando por una playa de arena. Mi boca se seca. Rebusco en la maleta y encuentro un par de botellines. Abro el de Johnnie Walker y lo vacío de un trago. Debo rebajar el subidón.

 

Bathroom-Stall-Hump-e1347969998511-ConvertImage

 

Paty me llama. Ya no hay miedo, ya no hay temor, solo adrenalina y flashbacks recurrentes. ¿No es esto lo que siempre soñé?  ¿La vida DJ? Cuando pinchaba en tugurios de pueblo, cuando rebosaba de felicidad si me dejaban actuar a primera hora en una sala de mala muerte… ¿No buscaba esto?

 

tumblr_ndil9yQ3BL1s0j5cxo1_500

 

Me saludo a mí mismo en el espejo. Ajusto mi gorra para ocultar mi cada vez más evidente calvicie y abro la puerta con la sensación de comerme el mundo y de que el mundo me la coma. Avanzo por el backstage seguro de mí mismo, sonriendo, fingiendo que masco chicle, saludando al grupo de pelotas incondicionales que grita detrás del cordón de seguridad, posando fugazmente para los flashes y las pupilas de admiración que me desnudan sin complejos. Espero en las escalerillas de acceso a la cabina a que Skrillex termine su set. Lo está dando todo. Este jodido hobbit celoso, al no encabezar el cartel, quiere acabar su sesión de una forma épica. Cuando finaliza su actuación entre chorros de CO2 y confeti de colores me colocó los tapones esperando a que mi técnico me de la señal. Skrillex pasa a mi lado completamente sudado. Nos abrazamos, nos preguntamos cómo nos va todo con un tono de falsedad sólo evidente para nosotros y cada uno tomamos nuestro camino.

 

backstage

 

Las luces se han apagado. El escenario permanece en la más absoluta oscuridad. Avanzo hasta la mesa junto a mi técnico fumando medio canuto que le he quitado de la boca. Conecto los USB al ordenador, meto una base simple, un compás 4×4 con el bombo marcado, y con un gesto afirmativo indico al responsable de iluminación que estoy preparado.

 

tumblr_nk63t1MCh11r78yrco1_500

 

Cuando un foco cenital dispara un haz de luz sobre mí, el público se vuelve loco. Los decibelios desbordan las mediciones, miles de flashes se disparan como luciérnagas adictas al speed. Las gargantas se estremecen, una colmena de ojos entusiasmados fija su objetivo en mí, esperando ansiosos algún tipo de gesto. Y se los doy levanto mis brazos en forma de V. Dibujo un corazón con los dedos de mis manos, les señalo repetidamente para que se sientan protagonistas y aúllo como un lobo. No recuerdo cuándo estas cosas dejaron de ser auténticas, cuándo pasaron a ser una pose, una coreografía absurda que acompaña a todos los DJ.

 

tiesto-cover-photo-110177-ConvertImage-ConvertImage

 

Sumido en una sobredosis de ego estoy preparado para comenzar, así que voy a hacer que estos bastardos disfruten de los ochenta euros que acaban de pagar. Cojo el micro y escupo la palabra que da comienzo a la pantomima:

 

— ¡¡¡Ibiza!!!!!!!!!

 

«Continuará»

 

RELACIONADO >> Depresión: palabra común de la industria electrónica

Enviar por e-mail a un amigo

Enviar

Suscríbete a nuestro Newsletter

Enviar

COMENTARIOS   

unforesen_alliance_neopop2017

Neopop: Techno Non Stop

Zadig, Oscar Mulero, John Dig...

CONTENIDO RELACIONADO   

PRÓXIMOS EVENTOS DESTACADOS   

FOTOS   

LANZAMIENTOS DESTACADOS   

ARTÍCULOS DESTACADOS   

ÚLTIMO NÚMERO   

Portada_Garrix
ÚLTIMO NÚMERO / #SaviaNueva

¡Ya está disponible el número 72 de Vicious Magazine!

Entérate de lo que contiene este nuevo número de Vicious Magazine.

NEWSLETTER VICIOUS  

Suscríbete a nuestro newsletter introduciendo tu mail y tu provincia en las casillas.




REDES SOCIALES VICIOUS  

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR