Para utilizar las funcionalidades completas de este sitio es necesario tener JavaScript habilitado. Aquí están las instrucciones para habilitar JavaScript en tu navegador web.
Escucha On Line Vicious Radio

Revista de música electrónica, dj’s, festivales y clubbing



REPORTAJE

Plug & Burn

Los sonidos del milenio

¿Quieres saber más sobre la historia de la música electrónica? ¿Te apasiona descubrir el origen de esos estilos que marcan la evolución de la escena? Gracias a Plug & Burn nos adentramos en distintos subgéneros de la música electrónica… ¿Nos acompañas?
Por: Chicanoize
27 de noviembre de 2014 - 12:29 / Publicado en Reportaje
Comentarios
plug & burn publirreportaje

 

Plug & Burn

 

El minimal, al igual que el dubstep, es un fenómeno musical relativamente reciente cuya erupción se consumó a principios del siglo XXI. Ambos son subgéneros de la música electrónica nacidos al ritmo del nuevo milenio y, aunque comparten contextos comunes, existe una gran diferencia entre ellos: la desigual magnitud de su alcance, pues el minimal retumbó de forma rotunda en un mayor número de sensibilidades aparentemente divergentes, haciendo de sí mismo un estilo más globalizado, mientras que el dubstep reforzó su personalidad y sentimiento de pertenencia, quedando engrilletado a la escena británica.

 

Hablemos de dubstep

 

A unos 20 km del centro de la capital inglesa nos encontramos con el municipio de Croydon, ¿no te suena? Croydon es al dubstep lo que Detroit al techno, cuna del género UK garaje.

 

Hace ya casi 15 años desde que superamos el “efecto 2000”, los mismos desde que el dubstep comenzó a abrirse paso en el mundo anglosajón. Podemos hablar ciertamente de una evolución lógica de un género existente como es el UK garaje, un género que estaba ya arraigado y con una importante repercusión; la célula madre que dio origen a cuatro de los subgéneros que han tratado de perpetuar el legado de la escena británica en el itinerario internacional. Estos cuatro subgéneros no son otros sino el 2-step, dubstep, grime y bass music.

 

Ahora, empecemos a ponernos en situación. Londres, 7’5 millones de habitantes, y una red de transportes considerada como de las más extensas del mundo con 724 estaciones y 408 kilómetros de vías, además de una de las más caras. Tal y como parece, los desplazamientos en transporte público son la pequeña tortura de sus habitantes, lo que convierte a los londinenses en prescriptores de sus barrios y distritos, habitantes activos y autóctonos que hacen su rutina diaria y social entre las calles que los vieron nacer. Ante tal situación, la proliferación de diferentes manifestaciones artísticas nace bajo el título de la Cultura Urbana. Esto, en música electrónica viene a significar una fórmula estática: la emersión de jóvenes con buen dominio del dijing; los clubes, que pronto se convierten en lugares de obligada visita para los early-adopters de la ciudad; y los amplificadores o radios pirata que contribuyen a la diseminación de la obra underground nacida por el ingenio, esfuerzo y pasión de los chicos del barrio.

 

plug & burn publirreportaje

 

Por aquel entonces, los vocales “houseros” del garage no convencían del todo a los chicos del barrio, los cuales, ni cortos ni perezosos, decidieron incorporar los ritmos funky del breakbeat y los elementos más oscuros del drum n’ bass sobre otro subgénero del UK garage, el 2-step. Esto dio lugar a ciertos experimentos sonoros, dando como resultado un nuevo género al que aún le quedaba mucho por afinar. De la otra pieza de la fórmula se encargó el mítico club londinense Plastic People, cuya asistencia masiva corrió en paralelo con la maduración del género, cada vez más característico y marcado. Por último, pero no por ello menos importante, tenemos a los amplificadores que dan voz a los artistas del dubstep y lo llevan al resto del mundo. Buena ayuda tuvieron gracias a la era digital, que permitió que la red 2.0 “viralizara” este género ya entrado el 2005.

 

Hoy en día, el dubstep presenta una estructura algo compleja pero muy característica, siendo uno de los géneros más fáciles de identificar. El ritmo es sincopado, incluyendo notas tocadas con shuffle, siendo su tempo de 140 bpm. No sigue el patrón 4/4 propio del techno y el house, sino que emplea un bombo en el primer y tercer tiempo del compás, además de loops de percusión. Esto produce en el oyente una sensación extraña, al percibirlo como dos canciones distintas que van a velocidades diferentes.

 

 

 

Hablemos de minimal

 

Hablamos de un género musical controvertido, debido a la falta de consenso en la industria con respecto a su génesis o raíces. Pero, a pesar de estas discrepancias, existe un concepto musical indiscutible que, voluntaria o involuntariamente intercedió en la configuración de una nueva sonoridad vanguardista propia de la música electrónica. No hay dudas de que el minimal norteamericano de Steve Reich o Terry Riley determinó buena parte de la naturaleza y condición de minimal moderno o cien por cien electrónico. No obstante, tanto primigenio como moderno beben de la misma fuente: el minimalismo como corriente artística del período de posguerra. Este concepto fue un término empleado para referirse a las pinturas de Ad Reinhardt y a otras expresiones enmarcadas dentro del arte encontrado. Una vez acuñado el vocablo, era cuestión de tiempo que aglutinara todas aquellas expresiones que tenían en común la supresión de elementos no esenciales. La música no fue ajena a tal fenómeno.

 

 

La primera composición propia de minimal que se conoce es la que creó Terry Riley, “In C”, un músico tradicional con un conocimiento derivado del dominio de la música clásica y los instrumentos de orquesta, elementos en los que difiere del minimal moderno. A esta composición le sigue “it’s Gonna Rain” en 1965, de Steve Reich, el cual se vio claramente influenciado por el trabajo de Riley, y confeccionó su pieza gracias a las grabaciones tomadas con su grabadora en la esquina de Union Square, donde tenían lugar los sentidos discursos apocalípticos de un predicador afroamericano.

 

A principios de los 90 ya había un nuevo sonido que corría a ambos lados del Atlántico: Berlín frente a Detroit. Sería difícil pensar que ambas experimentaciones estaban aisladas, y que se hubieran mantenido inmaculadas una con respecto a la otra, pues ya es esa década la producción de artistas europeos en sellos norteamericanos y viceversa era algo habitual.

 

plug & burn publirreportaje

 

Cuando Robert Hood sacó el esencial ‘Minimal Nation EP’ en 1993 fue como si explotara una bomba”, comentó Surgeon en cierta ocasión, y es que al de Detroit se le considera uno de los padres del minimal techno tal y como lo conocemos hoy día. “I wanted to carry the torch of the Detroit legacy and be original and stay true to the sound”. M-Plant fue el alter ego a través del cual Hood expresaba ese anhelo personal, ese deseo de devolver al techno su alma, su calidez, su pureza. Mientras, Europa recorría su propio camino, de la mano de Basic Channel que se constituyó a principios de los 90 y que supone el primer acercamiento europeo al nuevo sonido minimal.

 

Estamos ya en la primera década del nuevo milenio y el minimal techno goza ya de una reputación ampliamente asumido por la comunidad internacional. Las raíces de éste y del minimal primigenio siguen siendo las mismas, pero la evolución del nuevo minimal era totalmente diferente. En su camino a la globalización, el subgénero ha ido fusionándose con el electro, el house y sus diferentes variantes, el ambient; originando así un gran paraguas bajo el cual se erige el minimal que todo conocemos hoy en día. Artistas como Richie Hawtin, Sven Väth o Ricardo Villalobos son las grandes figuras que han ido marcando el paso de una industria que no ha parado de expandirse y crecer, pero que queda muy lejos de la ciencia a la que se refería Robert Hood.

 

Como el house o el techno, su patrón rítmico pasa por el 4/4, aunque también se han dado trabajos basados en el 3/4 o 7/8. El pitch no suele pasar de los 124 bpm, dando lugar a atmósferas más oscuras o brillantes, más futuristas o beligerantes, más ácidas o melosas, pero en definitiva sigue habiendo un patrón rítmico corto y repetitivo que adolece de un exceso de capas complementarias.


 

MÁS INFORMACIÓN
www.urbanfire.es

Enviar por e-mail a un amigo

Enviar

Suscríbete a nuestro Newsletter

Enviar

COMENTARIOS   

rave on

Rave On

Desde Longwick a Monegros

CONTENIDO RELACIONADO   

Skrillex
NOTICIA / 13 junio 2016

Skrillex está de aniv...

‘My Name is Skrillex’ cumple 6 años
barely_legal
NOTICIA / 15 diciembre 2015

Un fan se rompe el cue...

Cuando la música pasa a otro nivel
dub elements saca un tema de descarga gratuita
NOVEDAD / 11 diciembre 2014

‘Dance In The Ra...

Un pequeño adelanto de su nuevo álbum 'Experi...
bass music poder
NOTICIA / 18 agosto 2014

Escuchar bass music no...

O eso interpreta nuestro cerebro
Skrillex se va de tour
NOTICIA / 7 agosto 2014

Skrillex anuncia tour

Acompañado de grandes artistas
mass bass
ENTREVISTA / 25 julio 2014

Mass Bass

Hablamos con Zigor, uno de los responsables de ...
Noise vs Beauty - Bassnectar décimo álbum
LANZAMIENTO / 1 julio 2014

Noise vs Beauty, lo nu...

De cómo la belleza y lo ruidoso se unen en un ...
gomad_and_monster
NOVEDAD / 4 junio 2014

Gomad! & Monster ...

Los madrileños vuelven con más energía que n...
Skrillex
NOTICIA / 2 junio 2014

Skrillex pondrá sonid...

Escucharemos “los sonidos más locos que jam...
skream
NOTICIA / 26 mayo 2014

Skream lanza un nuevo ...

Ni rastro de dubstep

PRÓXIMOS EVENTOS DESTACADOS   

FOTOS   

LANZAMIENTOS DESTACADOS   

ARTÍCULOS DESTACADOS   

ÚLTIMO NÚMERO   

Portada_Garrix
ÚLTIMO NÚMERO / #SaviaNueva

¡Ya está disponible el número 72 de Vicious Magazine!

Entérate de lo que contiene este nuevo número de Vicious Magazine.

NEWSLETTER VICIOUS  

Suscríbete a nuestro newsletter introduciendo tu mail y tu provincia en las casillas.




REDES SOCIALES VICIOUS  

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR